Las radios comunitarias, un puente entre docentes y alumnos en tiempos de pandemia

Según un relevamiento del Foro Argentino de Radios Comunitarias (Farco), más de la mitad de esas emisoras trabajan con docentes y alumnos para transmitir contenidos y afianzar los vínculos de la comunidad educativa.

Por Eva Marabotto

A mediados de marzo, los maestros y profesores que debieron adaptar contenidos sobre la marcha y transformar sus materias para una cursada virtual, encontraron en las radios comunitarias una ayuda que en algunos casos resultó impensada y en otros solo afianzó los lazos que las emisoras tienen con la comunidad en la que funcionan. incluidas las escuelas.

De acuerdo con un estudio que difundió hace pocos días el Foro Argentino de Radios Comunitarias (Farco), más de 60 emisoras de todo el país (la mitad de las socias que tiene la entidad) tenían antes de la llegada del Covid-19 alguna vinculación con escuelas, jardines o centros de alfabetización.

“Hay lugares donde no se hacía y las escuelas se acercaron a las radios y comenzaron a elaborar programas, radios abiertas, micros radiales para hacer llegar contenidos a los alumnos y la comunidad”, cuenta Cristina Cabral, vicepresidenta del Foro, quien describe esa colaboración de este modo: “Hay mucha creatividad y las radios buscan lograr el protagonismo de los niños y de las niñas y adolescentes y los docentes encuentran en el espacio de la radio, un espacio de acompañamiento. Por su parte, las radios tienen la posibilidad de vincularse con docentes, escuelas y toda la comunidad”.

Según aclaran en Farco, la intervención de las radios comunitarias es esencial en los espacios donde hay poca o nula conectividad o escasos dispositivos para conectarse. “En muchos lugares la radio es el único medio de conexión local, entonces es clave para la comunicación entre las familias y las escuelas y de los maestros con los estudiantes”, sintetiza Cabral, y precisa que las emisoras sirven de canal no solo para transmitir contenidos específicos de la currícula a los alumnos y sus familias, sino también “para sostener los vínculos humanos, para organizar campañas ante las necesidades específicas de cada escuela como es la recolección de alimentos, el acercamiento de materiales para los estudiantes que no tienen Internet y que necesitan”.

En Godoy Cruz, Mendoza

Godoy Cruz. Una época en la que los chicos visitaban la radio. Godoy Cruz. Una época en la que los chicos visitaban la radio.
Victoria Zabala es periodista y docente y venía realizando un taller de radio para chicos y adolescentes que organiza la Fundación Coloba en barrios urbanos marginales del oeste de Godoy Cruz, en la provincia de Mendoza. Las producciones de sus alumnos se escuchaban en la radio comunitaria El Aguaribay, pero con el aislamiento se complicó el contacto con algunos de los niños y adolescentes participantes, ya que sus familias no tenían dispositivos como celulares o computadoras ni servicio de Internet. “Decidimos armar cuadernillos que tuvieran relación con el taller de radio y con actividades lúdicas para que los niños sigan conectados. Luego generamos programación para la radio, como una biblioteca andante, donde cada compañero grabó cuentos luego editados para transmitirlos por la radio y acercar la literatura a los hogares. Con un grupo chicos pudimos seguir trabajando con audios de Whatsapp y armamos spots con información para transmitir a la comunidad sobre el coronavirus”, cuenta.
El Aguaribay también transmite los programas de Seguir Educando y otros propios como “Rompecabezas”, dedicado a los chicos más chicos y “Notiencierro” con buenas noticias o recomendaciones para ver, leer o escuchar en cuarentena que proponen los mismos alumnos. Una serie de spots siguen la currícula escolar y hacen llegar a los chicos a través de la radio información sobre las fechas patrias, como el 20 de Junio y otros temas que se tocan en el aula.

En San Pedro, provincia de Buenos Aires

Junto a Ana Lis Sierra, Poli Rosales conduce desde mediados de junio el programa “Patio de radio” en la FM comunitaria La Correntada de la ciudad de San Pedro, en el norte de la provincia de Buenos Aires. “En este momento de aislamiento social, fuimos buscando y construyendo alternativas para encontrarnos. Docentes y estudiantes y toda persona amante de la radio se encuentran en este patio. Cada encuentro es un capítulo y en cada capítulo de trata un tema, un concepto central que nos guía, en diálogo con los aportes de profes y estudiantes para profundizar las búsquedas. El programa se hace en vivo cada viernes y luego de comparte a través de una plataforma. Desde su aparición, ha tenido una hermosa repercusión entre las y los estudiantes.

En Goya, Corrientes

En Goya, Corrientes, desde la Asociación Civil de Comunicación Comunitaria Mate Ñee y la radio comunitaria La Chicharra venían trabajando con las Escuelas de la Familia Agrícola (EFAs) de la zona. a través de talleres y cursos de capacitación y programas de radio a través de radioteatros, campañas, spots, radiorevistas que armaban los estudiantes. “Con la irrupción del COVID 19, las EFAs continuaron sus espacios educativos a través de la radio, utilizando los programas de radio de “Seguimos educando” transmitidos desde FM La Chicharra y seguidos con las cartillas que reparten sus profesores casa por casa. Además de seguir con los programas que hicieron y temáticas que pudieron grabar pre pandemia”, relata Marina Pino, de La Chicharra. Y reflexiona: “La radio resulta imprescindible en la vida de las familias rurales, en la continuidad de la educación de los y las jóvenes de la ruralidad. Donde la señal del celular no llega o es deficiente, donde el acceso a internet está lejos de ser un derecho humano. Allí está la radio. Acompañando. La radio que ellos mismos construyen, sus realidades suenan ahí”.

En Berisso

Docentes gestores del programa de la Secundaria 4 de Berisso.Docentes gestores del programa de la Secundaria 4 de Berisso.

Lo de la Escuela 4 de Berisso surgió al calor de la pandemia. Cuando el aislamiento llegó para quedarse, la vicedirectora recordó que Matías Casa, el profe de Historia había realizado un programa de radio sobre educación de adultos y surgió la idea de armar un programa de la escuela. Entonces desde la FM Resistencia del barrio les ofrecieron soporte técnico y el espacio de aire, Después de varias reuniones en la plataforma Jitsi repartieron los roles, a Casa, por su experiencia previa le tocó el de conductor y la directora y vicedirectora se sumaron como “locutoras” y productoras en el “piso” organizando todo cuanto tiene que ver con conectar con docentes, invitados y entrevistados. “Estructuramos un programa de dos horas, dos veces por semana, en vivo, donde presentamos los contenidos de dos asignaturas (uno en cada hora) y luego hacemos entrevistas con estudiantes para difundir sus voces. También hay enigmas matemáticos y pensamiento lateral que los chicos responden por mensaje de texto o de voz y se premian con donaciones que juntamos: una picada de alguna quesería amiga, cremonas y bizcochos de la panadería del barrio, ropa deportiva donada por profes o gorras, libretas hechas en casa”, describe Casa y agrega que algunos envíos incluyen charlas con vecinos y referentes barriales que rescatan historias y tradiciones de otras épocas.

“Tratamos de que los contenidos sean divertidos y descontracturados, sin perder el rigor, y, a algunos, después de cortarlos los utilizamos como consignas o trabajos para los alumnos, a sabiendos de la nula o intermitente conectividad que tiene la mayor parte de nuestra población estudiantil entendemos que el Whatsapp (que para casi todos es gratuito) y la radio son la única manera de llegar hoy y poder tener un intercambio pedagógico, pero sobre todo vincular que es el que prima y nos interesa más hoy#, cierra Casa.

En La Plata

Desde El Chiringuito, un programa de radio que sale al aire por tres radios comunitarias de La plata y alrededores, Liza Batistuzzi promueve la literatura infantil. “En cuarentena estamos saliendo en formato corto de media hora y grabadas desde nuestras casas pero tratamos de que circulen la mayor cantidad de voces y nos interesa especialmente que aparezcan las voces de niños y jóvenes. Ellos salen grabados recomendando sus libros favoritos. También tenemos lectores invitados que son docentes o actores que le ponen su voz a un texto que les gusta y repasamos actividades de difusión de la literatura en cuarentena”.

En la Ciudad de Buenos Aires

Programas y entrevistas vía plataformas en el proyecto REC de CABA.Programas y entrevistas vía plataformas en el proyecto REC de CABA.

La colaboración de las emisoras comunitarias con los establecimientos educativos también se da en la ciudad de Buenos Aires. Desde 2016 el Programa REC que depende de la Gerencia Operativa de Inclusión del Ministerio de Educación del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires trabaja con escuelas públicas orientadas a la comunicación y ahora trabaja con escuelas medias, primarias y hasta un jardín de infantes porteño. El trabajo en las aulas de docentes y alumnos se traducía en envíos que salían por tres emisoras comunitarias. En 2019 el programa pasó por 50 escuelas y visitaron las radios comunitarias FM Riachuelo y Radio Gráfica, y también a la FM Boedo que es de la zona, unos 2.500 chicos. Así lo cuenta el coordinador, Néstor Cortés: “A partir del aislamiento no pudimos hacer trabajo en el aula, pero se dio la posibilidad de armar un programa virtual en el que recordamos experiencias de trabajo en las escuelas y pasamos los audios realizados por los alumnos, contamos experiencias que se realizan en este momento via audio, con materiales que mandan los mismos alumnos y una entrevista vía Meet que producen los docentes, a referentes barriales o actores sociales. Lo increíble de todo es que a través de Farco las voces y las ideas de los chicos porteños llegan a radios de todo el país”.

“Además de producciones llevadas adelante con docentes e instituciones educativas en las emisoras comunitarias, hay producciones de literatura infantil o de conocimiento científico trabajadas a partir de convenios con instituciones como el Inta o el Conicet. Hay todo un abanico de producciones educativas más o menos vinculadas a la educación formal que además empiezan a generar productos en formatos no sólo radiales sino que tienen otros modos de circulación. Prueban el enorme potencial que tienen las radios comunitarias no solo en tiempos de pandemia”, reflexiona Pablo Antonini, el presidente del Foro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

x